La tecnología aplicada al mundo legal no es nada nuevo. Desde hace muchos años, tanto despachos de abogados como departamentos jurídicos de casi cualquier empresa utilizan herramientas tecnológicas para su trabajo diario, desde algo tan sencillo como el email hasta plataformas de bases de datos y aplicaciones impulsadas por IA. Pero en los últimos años, el sector legal tech ha experimentado un gran crecimiento. De hecho, según fuentes del medio Economía Digital, en 2021 la inversión en el sector de la tecnología legal superó los 850 millones de euros.

Pero pongamos la vista en el presente, ¿qué nos depara el 2022? Aquí te revelamos las 5 tendencias más importantes en legal tech para este nuevo año:

1. Automatización

La automatización tanto de procesos como de documentos es cada vez más una necesidad en las firmas y departamentos jurídicos. Los abogados y abogadas dedican gran parte de su jornada a la gestión de documentación, lo que implica un gran volumen de trabajo y papeleo. Esto se traduce en muchas tareas burocráticas y monótonas que ralentizan su trabajo.

Utilizar herramientas para la automatización de los documentos permite gestionar el ciclo de vida completo de un contrato desde un solo lugar. ¿Qué hacen estas aplicaciones? Desde digitalizar plantillas y contratos, hasta realizar el seguimiento del estado en el que se encuentran o convertirlos en documentos inteligentes que pueden completarse en menos tiempo y sin errores. De este modo, el trabajo del abogado o abogada será mucho más productivo, pudiendo centrarse en tareas de mayor relevancia, como la preparación de un juicio o la atención al cliente. Un ejemplo de este tipo de soluciones es la plataforma Bounsel, que permite gestionar y automatizar el ciclo completo de los contratos. Además, también se pueden automatizar otro tipo de procesos costosos con herramientas como Holded o Anfix, que facilitan la gestión de la facturación y la contabilidad del despacho.

2. Inteligencia Artificial

La inteligencia artificial es la tecnología de moda, se aplica en infinidad de sectores debido a sus variadas aplicaciones. Y, por supuesto, los bufetes y departamentos legales también pueden beneficiarse de ella poderosamente para mejorar en muchos ámbitos de su cotidianidad.

Las herramientas que aplican la IA para su uso en los procesos legales posibilita, principalmente, detectar anomalías y predecir tendencias. Con ella, se pueden realizar revisiones y correcciones más eficientes de los documentos, evitar errores y adelantarse ante nuevas situaciones que puedan darse en los distintos escenarios de los conflictos.

3. Ciberseguridad

En un mundo con tendencia a la completa digitalización y con una ingente cantidad de datos en la red, la seguridad se ha vuelto uno de los factores más importantes para las empresas, que se enfrentan con frecuencia a ciberataques.

Es evidente que los profesionales del derecho manejan a diario información sensible y confidencial. Por lo que reforzar la seguridad de sus datos es esencial para seguir ofreciendo el mejor servicio y mantener a salvo todo el contenido que almacenan en sus servidores. La ciberseguridad es clave para garantizar la privacidad tanto de la empresa como de sus clientes.

4. Uso de la nube

Los archivos físicos con cientos de carpetas y papeles son cosa del pasado. Con la velocidad a la que se trabaja hoy en día, la comunicación online y las altas expectativas de los clientes, no se puede perder tiempo en buscar un contrato entre todo el papeleo acumulado en el despacho. El cliente del siglo XXI quiere soluciones digitales.

La tendencia a trabajar en la nube es ya una realidad y no para de crecer debido a sus múltiples ventajas. En primer lugar se encuentra el acceso seguro a documentos en cualquier momento y lugar, de forma que es posible trabajar desde donde se desee, ya sea en casa, en la oficina o en el juzgado si fuera necesario. Asimismo, soluciones como Google Drive o la plataforma Bounsel, ofrecen la opción de almacenar documentos y archivos online de forma ilimitada, además de guardar los cambios de forma automática, recuperar versiones anteriores o compartir documentos con clientes y otros miembros del equipo de trabajo.

5. Analítica de datos

Los datos que contienen los contratos son de gran valor para las firmas y departamentos legales, no solo por su contenido si no por los KPIs que arrojan estos documentos. Emplear la tecnología para tratar esta información permite elaborar informes de rendimiento que fundamentan la toma de mejores decisiones, así como permiten evaluar la rentabilidad de los negocios.

¿Ya has empezado a aplicar alguna de estas tendencias? El 2022 acaba de empezar, comienza la transformación digital de tu empresa y no te quedes atrás.